The Piano Education Page Just for Kids uses Cascading Style Sheets to do some cool things. Your browser doesn't know about CSS. With your parents permission and help, you can download current versions of Firefox or Internet Explorer for free and see the neat stuff!

     
     

Conoce al Compositor - W. A. Mozart

Regresar

D

r. Bill: Hemos llegado sanos y salvos al año 1786 en Viena. Estamos en el estudio del grandioso Mozart, quien está hablando con algunos de sus estudiantes. Escuchemos:

 

(Un mensaje de Gallifrey. Si estás utilizando Internet Explorer o Navigator para leer ésto, está escuchando las variaciones del concierto ahora (cortesía de Pierre Schwob). Si no, puedes escuchar las variaciones del concierto para piano en Sol Mayor haciendo click aquí.)

 

Wolfgang Amadeus Mozart

(nació el 27 de enero de 1756, murió el 5 de diciembre de 1791)

Heidi: Maestro, ¿cuántos años tenía cuando empezó a componer?

Mozart: Era tan jóven que no puedo recordarlo. Pero mi padre me dice que yo inventaba pequeñas melodías en el clavicémbalo cuando tenía tres años, y que él las ponía por escrito.

Heidi: Bueno, acaba de enseñarme un minueto que sé que escribió cuando era muy jóven.

Mozart: Oh, sí!, el Minueto en Fa. Se está volviendo muy popular entre los estudiantes jóvenes y sus maestros.

Anke:¿Cuántos años tenía cuando lo escribió?

Mozart: Cinco años, bueno casi seis. Anke: ¡Wow!

Helmut: ¿Tuvo usted hermanos y hermanas?

Mozart: Una hermana mayor; su nombre era María Anna, pero yo la llamaba Nannerl. Ella era una buena ejecutante también, y cuando yo tenía seis años mi padre nos llevó a una gira por toda Europa. Tocábamos duetos, luego yo tocaba solo e improvisaba; y yo hacía trucos, como tocar con las teclas cubiertas con una tela, diciendo el nombre de las notas y con los ojos cerrados, transportanto, cantando, y cosas como estas. A las personas de las cortes les encantaba.

Stefan: Escuché que alguna vez se metió en problemas en Roma.

Mozart: Eso fue después, cuando tenía catorce años. Escuchamos un trabajo coral famoso en el Vaticano, llamado "Miserere", hecho por el compositor italiano Allegri, y cuando regresamos a nuestro hotel yo lo puse por escrito de memoria. ¡Entonces nos enteramos que era secreto, que nadie, a excepción del coro del Vaticano, tenía autorización de ver la música!

Heidi: ¿Su padre también es músico?

Mozart: El es un violinista famoso, y ha escrito un libro sobre la ejecución del violín que es muy conocido y utilizado.

Anke: Maestro, nos gustaría poderlo ver más seguido; ¿por qué no se queda más tiempo en Viena en vez de estar viajando siempre?

Mozart: (suspiros) Un compositor no sólo se dedica a hacer música - también tiene que ser vendedor, y viajar para tocar su música para tanta gente como le sea posible. No me atrevo a enviar manuscritos que no han sido publicados todavía, porque alguien podría robarlos y publicarlos como si fueran suyos. Esta ya me ha pasado varias veces. Por eso yo voy personalmente, toco el piano, contrato y dirijo orquestas para mis conciertos y sinfonías, ensayo y dirijo mis óperas, y mientras tranto trato de agradar a tantos nobles y personas influyentes como pueda -- esta es una vida ocupada.

Stefan: Pero, ¿Cuándo tiene usted tiempo para componer tanta música?

Mozart: Bueno, yo escribo muy rápido, y primero todo lo trabajo en mi cabeza. También tengo que pasar mucho tiempo viajando, por lo que he aprendido a componer en los carruajes.

Stefan: Pero Maestro, ¿Cómo es posible escribir música en un carruaje que salta, en esos caminos horribles y fangosos, y sin un piano?

Mozart: Yo escribo en mi cabeza. Tengo el privilegio de tener muy buena memoria, por lo que yo compongo en mi cabeza y lo guardo ahí hasta que llego a algún lugar en donde pueda escribirlo. A veces mantengo la música en mi cabeza por meses.

Heidi: ¿Y lo recuerda todo?

Mozart: Sí. Heidi, Stefan and Anke: ¡Wow! Mozart: Miren, yo tuve que aprender a componer en donde sea; por ejemplo, ¿recuerdan haber escuchado en el concierto de la semana pasada el Trío Kegelstatt que acabo de escribir?

Anke: Yo sí, y quería preguntarle que significa "kegelstatt".

Mozart: Significa "callejón del boliche". Lo llamé así porque lo escribí en un callejón de boliche una noche en que jugaba boliche con algunos amigos.

Heidi: ¿Compone aun cuando está jugando boliche?

Mozart: Oh, hay mucho tiempo entre los turnos. Ves, siempre estoy componiendo. No puedo dejar de componer, nunca; no puedo recordar un minuto de mi vida en que no hubiera estado tocando música en mi cabeza.

Helmut: ¿Hace usted algo más sólo por diversión?

Mozart: Yo se que no me creerán que tengo el tiempo, pero mi Madame Constanze y yo disfrutamos jugando cartas con amigos. Nuestro juego favorito es el whist. Y también me encantan los billares.

Helmut: Mi madre me dijo que usted tiene un caballo, ¿lo podemos ver?

Mozart: Bueno, está en el establo en este momento, pero sí, me encanta andar a caballo en el campo, y aun cuando no puedo cabalgar trato de caminar todos los días. Es importante para un compositor o para cualquiera que su trabajo requiera de muchas horas de estar sentado, salir y tomar aire fresco y hacer ejercicio.

Helmut: ¿Tiene otras mascotas?

Mozart: Dos pájaros: un canario y un estornino muy talentoso.

Helmut: ¿Qué hace él?

Mozart: Ha aprendido el tema de las variaciones de mi Concierto para piano en Sol Mayor - pero lo cambió de Sol a Sol sostenido, ¡y ahora no lo puedo enseñar a que lo cante bien!

Stefan: Maestro, alguien me dijo que a usted ya no le gusta el clavicémbalo.

Mozart: Yo siempre le tendré cariño al clavicémbalo, pero me gustan los nuevos pianos - especialmente los del Sr. Stein - son mucho mejores, porque puedes hacer todo tipo de matices y colores solo con tus dedos. No puedes hacer eso con el clavicémbalo, ni con el órgano. Con un instrumento nuevo tan maravilloso como el piano, puedo entender cómo algunos estudiantes (incluso los que están más avanzados) se sientes contentos con esta máquina. Por eso me enojé con Clementi cuando tuvimos un concurso; él es brillante, especialmente sus terceras, pero no escuché nada de ALMA.

Stefan: Su padre dijo que usted limpiaba el piso con él..

Mozart: Mi padre dice que yo presumo demasiado, y probablemente esté en lo correcto. Pero tengo un sentimiento muy fuerte hacia mi música y sobre la ejecución del piano.

Heidi: ¿Qué es lo más importante para usted cuando toca su música?

Mozart: Cantarla, ¡yo siempre canto!. Debe poderse cantar, con frases bellamente formadas que suenen tan bien como la puntuación en una oración bien expresada. Ustedes no hablaría en un mortal monótono, sin parar o sin pausas cuando hay puntos y comas, y sin levantar o bajar la voz, ¿no creen?. La música es hablar y cantar y comunicar, y uno tiene que darle forma a todo.

Anke: Pero Maestro, escuché a un pianista tocar una de sus sonatas el otro día, él le dió forma a todo cuidadosamente pero finalmente sonaba como si estuviera tocando una caja de música, sin emoción.

Mozart: ¡Ah, esa es otra cosa que no puedo tolerar!. Como mi música es limpia y sencilla, sin muchas notas extra, pasajes demasiado complicados o acordes disonantes, muchos intérpretes caes en la trampa de tratar mi música como si fuera un pequeño juguete, sin pasión, y sin finales fuertes. Ese es un error que odio tanto como la ejecución mecánica.

Stefan: Papá Haydn decía que nadie escribe mejor música que la de usted, y que nadie ha escrito tantas piezas para piano como usted. Dice que, prácticamente, usted inventó el concierto para piano.

Mozart:¡Ah, Haydn -- qué gran maestro!. El ha sido un gran amigo mío.

Heidi: ¿Hay algunos otros buenos compositores en Viena actualmente?

Mozart: Sí, pero déjenme decirles algo: hace algunos años escuché una audición de un pequeño niño de Bonn -- debe tener ahora unos quince años -- quien algún día llegará a ser uno de los mejores del mundo. Un muchacho pequeño muchacho despeinado, pero cómo tocaba e improvisaba. No lo piedan de vista, su nombre es Beethoven. Nunca olviden su nombre porque van a volver a escuchar de él.

Anke: Maestro, ya nos tenemos que ir. ¿Tiene algún consejo especial que darnos hoy?

Mozart: Creo firmemente que la música es el más fabuloso regalo que le fue dado a la humanidad. Aprendan a quererla y a apreciarla, porque sus riquezas son inagotables, y les dará inspiración, emoción y alivio durante toda su vida. Y NUNCA los decepcionará.

Si te gustó está conversación con Mozart, te recomendamos que consultes algunas otras de las interesantes entrevistas de Conoce al Compositor:

Otoño 1995 - C.P.E. Bach

Primavera 1996 - Federico Chopin

 

 

Pagina creada: 23/09/97
Ultima actualización: 01/09/11
 
Políticas (en Inglés) Creditos Comentarios Reimpresiones (en Inglés) PEP-Esp on CD (en Inglés)
 

Reprinting from the Piano Education Page The Piano Education Page en Español, Op. 9, No. 1, http://pianoeducation.org/pepesp
© Copyright 1997-2013 John M. Zeigler. Original English version copyright 1995-2013 John M. Zeigler. All rights reserved.