The Piano Education Page Just for Kids uses Cascading Style Sheets to do some cool things. Your browser doesn't know about CSS. With your parents permission and help, you can download current versions of Firefox or Internet Explorer for free and see the neat stuff!

     

 

   

Sólo para chavos - Consejos

A

quí tienes una colección completa de consejos que te da el maestro de piano. Échales un vistazo a todos estos consejos, seguramente aquí encontrarás más de uno que te va a ayudar y que hará que tus lecciones sean más fáciles y divertidas. Además, te harán un mejor pianista. Estaremos añadiendo más consejos frecuentemente, por lo que te recomendamos que estés pendiente de los nuevos.

 
 
 

¡Aprende a practicar despacio!

Si cuando tocas algo frente a otras personas hay momentos en que estás a punto de que se derrumbe tu presentación, es probable que no hayas aprendido bien la pieza. Si realmente quieres aprenderte una obra, te sugiero que la practiques despacio. Asegúrate de que cuando estás aprendiendo una pieza musical lo hagas lo suficientemente lento que te permita aprender todos los detalles a la perfección. Los detalles como las notas, el ritmo, el fraseo y la dinámica tienen que ser aprendidos perfectamente muy lentamente antes de que los toques más rápidamente. Entonces, trabaja poco a poco en ejecutar la pieza más rápidamente, pero disminuye la velocidad si es que empiezas a cometer demasiados errores.

¡Sigue, no te detengas si se te olvida una parte!

Si te llegara a fallar por un momento la memoria mientras estás dando una presentación, sigue adelante y no te detengas. Lo más seguro es que tu audiencia note menos la falla si continuas tocando. Como consejo, trata de evitar regresar al principio de la pieza si es que se te llega a olvidar una parte. Conoce suficientemente bien la pieza dividida en sus frases musicales (por ejemplo, las secciones de la música que forman la melodía) así, si te llega a olvidar una frase, puedes brincar a la siguiente o regresarte únicamente una frase. Si las cosas se ponen peor, improvisa hasta que vuelvas a recordar lo que tienes que tocar.

¡Dale a tu presentación una prueba de fuego!

Tú desearás que una pieza esté bien memorizada para que no se te llegue a olvidar cuando la toques frente al público o ante un jurado. Antes de tocar en un recital o en un concurso trata de haber tocado tus piezas por lo menos tres veces ante una audiencia, que te sirva como ensayo general antes de una presentación importante. Usa la misma ropa que vas a llevar el día de la presentación, así como los mismos zapatos (los zapatos nuevos pueden resbalarse de los pedales o provocar que te resbales en el escenario). Invita a amigos a que te escuchen tocar durante un descanso que tomen durante sus juegos. Es divertido que tus amigos actúen como un público grosero - pídeles que tosan, se limpien la nariz ruidosamente o que hagan alguna tontería mientras tocas. De esta forma no te afectará si llegas a tener a alguien descortés entre tu público cuando te presentes. Ya estarás

Fortalece tus músculos. ¡Haz ejercicio!

El Hanon y otros ejercicios pueden ser totalmente aburridos, pero nunca, nunca ignores tus ejercicios técnicos. Las presentaciones de piano son muy parecidas a las presentaciones en las Olimpiadas haciendo gimnasia o patinaje artístico. Todos los jóvenes que participan en las Olimpiadas pasan miles de horas haciendo sus ejercicios de técnica, una y otra, y otra vez. Están entrenando sus músculos, su resistencia y memorizando los patrones de movimiento. Toman estos ejercicios, los combinan, aumentan otros y sólo así estarán listos para una presentación. Me encantaría hubiera una varita mágica que, tan solo con moverla, evitara el tener que estudiar las escalas, el Hanon y todos los otros tipos de ejercicios de técnica, pero si realmente quieres llegar a tocar bien el piano, entonces tienes que pasar muchísimo tiempo practicando estos ejercicios. Si te ayuda de algo, sácales jugo añadiendo movimientos, acentos y patrones rítmicos diferentes. Esto los hace mucho más divertidos. O haz lo que yo todavía hago, pienso palabras tontas que vayan con los ejercicios. ¡Es divertido!

¡El metrónomo es tu amigo!

El uso del metrónomo puede ser un reverendo dolor, pero muy útil. Ya que se supone que todos debemos pasar mucho tiempo practicando lentamente, al tener esta máquina que castañea fijada a velocidad lenta nos ayudará a que así estudiemos. Muchos de mis alumnos se marcan velocidades específicas para trabajar cada día. Pueden empezar con el metrónomo en 60 y para el final de su primer día de práctica subirlo a 72 - considerando que se esté tocando bien, por supuesto. El próximo día, pondrán el metrónomo en 72 y trabajarán para subirlo a 80. Deben subir las marcas en el metrónomo de una en una, y tocar la pieza o la sección de la pieza por lo menos cinco veces en esta velocidad del metrónomo antes de pasar a la próxima marca.

 

 

Pagina creada: 23/09/97
Ultima actualización: 30/01/15
 
Políticas (en Inglés) Creditos Comentarios Reimpresiones (en Inglés)
 

Reprinting from the Piano Education Page The Piano Education Page, Op. 10, No. 1, http://pianoeducation.org
© Copyright 1995-2015 John M. Zeigler. All rights reserved.